Acelerando las etapas de nuestros hijos

Acelerando las etapasHace mucho tiempo escuchaba una canción que decía “Caminar contigo es tan maravilloso, pero no debemos correr, sería peligroso” de Servando y Florentino.  Me encantaba esa canción.  Pero a veces como mamás se nos olvida hacer esto.  Nos convertimos en impacientes.

Nuestro primer bebe es una emoción tan grande, que queremos que todas las etapas lleguen demasiado rápido.  Darle su primera comida, introducir alimentos nuevos, cambiar la silla del coche, son ejemplos de cosas que aceleramos sin darnos cuenta si nuestro bebé está o no listo.

Cuando cumplen 4 meses no podemos esperar la hora de darles comida, cuando comen frutas y verduras no podemos esperar el momento de darles pollo, carne, y de ir introduciendo cada día más cosas… Estamos tan ilusionadas.  Pero a veces, nos aburrimos antes que los niños, solo porque ya nos cansamos de darle zanahoria por ejemplo, no significa que tengamos que darle otra cosa.  Cada cosa a su tiempo.

Con mi segunda bebé, me he vuelto mucho más relajada en cuanto a cambio de etapas, y me he dado cuenta de que hay etapas que aceleramos sin darnos cuenta, y que de igual forma van a llegar, solo es cuestión de semanas.

Tal vez me he relajado mucho, mi hijo tiene más de 2 años y aún duerme en cuna, usa pañal, chupón (pepe) y toma tetero (pacha).  A veces me estreso.  A veces creo que lo estoy atrasando.  Pero realmente él no está listo para dejar estas etapas.  Y ahora me he preocupado más por lo que él necesita que por lo que yo quisiera hacer…

Me imagino que así será siempre, siempre nos vamos a ilusionar con lo que viene, pero creo que debemos aprender a disfrutar más lo que estamos viviendo. Si aún no están listos para comer, si aún no están listos para gatear, si aún no están listos para pararse, si aún no están listos para caminar, si aún no están listos para correr, si aún no están listos para volar… Dejemos que vayan a su ritmo, a su tiempo.

Es difícil hacerlo, claro, estamos acostumbrados a querer ir siempre hacia adelante, pero esperar, disfrutar el presente es el mejor consejo que me han dado, porque las etapas no regresan, y cuando menos sientas tendrás un niño corriendo a tu alrededor mientras ves videos de cuando se arrastraba antes de gatear, tendrás a un niño que no quiere que lo cargues mientras ves esas fotos donde tu cuerpo sale en una posición extraña por tener en tus brazos a tu bebé inquieto, cuando sientas habrán crecido.

Como saben, para mí, la etapa de bebé es más difícil que la etapa de toddler.  Pero no sé si la viviré de nuevo en el futuro, no sé si volveré a tener en mi hombro una cabecita, no se si volveré a dormir a alguien meciendola con un abrazo, no sé si volveré a escuchar esos ohs, ahs, las sonrisas a carcajadas por un espejo, y los gritos, no sé.  Así que ahora disfruto.

Sorpréndete de los avances, cargalo, observalo comer, arrastrate, camina, corre, escucha, salta con ellos… ¡Goza! Cada etapa trae sus retos.  Pero hay algo que todas sentimos más adelante, y es nostalgia, nostalgia cuando tu bebé deja de ser bebé.

Mis mañanas ahora son de mis hijos

Mananas para mis hijosMananas para mis hijos 2Cuando salí de maternity leave, mi plan era un poco egoísta, me estaba tomando casi 1 año, así que creí tener tiempo para todo.  Quería estar con mis hijos pero también añoraba tiempo para mí.  Claro está hice todo un plan que funcionaría perfecto para poder dedicarme varias horas al día, y al mismo tiempo aprovechar a mi toddler y a mi bebé.

La vida me ha enseñado que desde que tengo hijos, “el plan” o esa imagen perfecta solo ocurre en mi cabeza, y ésta vez no fue la excepción.  Mi hijo se enfermó y lo tuve que sacar del colegio, así que “el plan” quedó truncado desde el primer día.

Al principio me sentí demasiado frustrada, he trabajado desde la universidad, y sentía que me merecía por lo menos las mañanas.  Luego me frustré aún más porque tenía todo un listado de cosas “personales” esperando y simplemente no podía avanzar.

Doctores, supermercado, bancos se volvieron los lugares frecuentados, y ni hablar de hacerme un manicure/pedicure, prácticamente una tarea imposible, había otras cosas en la lista mucho más importantes.

Cualquiera diría que debo agradecer por este tiempo, agradecer la oportunidad de estar con ellos, y lo agradezco.  Pero, también es difícil que cada vez que me siento a avanzar en lo que tenía pensado, alguno de los dos pide ser cargado, cuando estoy listas para abrir la computadora, escucho un “mamaaaaaá”… y en ese momento pienso ¿por qué no me dejan hacer nada?  La pregunta que me hacía todos los días con desesperación, ¿por qué no me dejan avanzar en nada?   Hasta que tomé una decisión.  Decidí que no iba a preocuparme más por mi lista, varias cosas pueden esperar, pero estar con mis hijos no.

No ha sido fácil tomar la decisión, tenía muchas metas para este tiempo, quería construir en 8 meses lo que no había logrado hacer en años de mi vida.   Y sí, probablemente no volveré a tener meses así, y volveré a una vida de correr todo el tiempo donde mis minutos libres son 100% para mis hijos, pero tendré que hacer que las cosas funcionen.

No voy a mentir, todavía hay días que pienso que debería enfocarme en mí estas semanas antes de regresar a trabajar, terminar todo lo que creí que iba a terminar, avanzar todo lo que había planeado avanzar, cumplir con lo que quería cumplir… No es que haya renunciado a mis planes, a mis sueños, para nada, pero, por el momento, lo único que puedo hacer es dedicarles un poco de tiempo, pero mucho menos tiempo que el “planeado”, las fechas con las que me había comprometido conmigo misma han sido aplazadas.

Ir a la piscina, hacer galletas, jugar con espuma, hacer carreras, ba ilar, cantar, han sido las actividades que se adueñaron de esas horas que había planeado para otras cosas, sé que nadie me va a devolver este tiempo con mis hijos, así que por ahora, no hay mejor meta que disfrutar esas sonrisas la mayor cantidad de horas al día que pueda, ya que gozándomelos a ellos es que tengo la seguridad de que esta decisión fue la correcta, que esas metas aplacé realmente pueden esperar.

Algún día tendré mis mañanas, algún día tendré mis tardes, algún día tendré días completos para hacer las cosas que quiero hacer ahora, probablemente falte mucho para eso, pero al mismo tiempo, no falta nada, los niños crecen tan rápido, que cuando sienta estaré sola sentada en la computadora esperando que alguien venga corriendo a gritar “mamaaaaaaaaaaaaá” cuando quiero hacer algo para mí.

Mamás: trabajar o no trabajar?

Working Mom Post

(Post in English below)

Trabajar o no trabajar, esa es la pregunta. Una pregunta que está de moda también.

Cada vez leo más posts hablando de ser mamás trabajadoras, impactos, etc.  En cualquier foro de discusión, las mamás que trabajan dicen “trabajar”, las mamás que se quedan en casa dicen “no trabajar”.

Honestamente, yo no creo en esos estudios que dicen que los niños serán más exitosos si sus mamás son trabajadoras.  Estoy segura que dentro de poco saldrá un estudio de los que se quedan en casa con uno de los padres, son mejores para algo, que los de papás trabajadores.  Constantemente hay “estudios” respaldando todo lo que tiene que ver con paternidad, y todos nosotros estamos allí, leyendo, debatiendo si creer o no. Como papás, dudamos demasiado de nuestras decisiones, y somos las víctimas perfectas de todas estas teorías que soportan lo que elegimos hacer.

Con mi primer hijo regrese de maternidad cuando él tenía 5 meses, y no estaba lista, dejarlo todos los días era lo peor.  No puedo decir q no terminaba feliz de haber tenido retos intelectuales y haber pasado tiempo de calidad con él también, esa combinación me gustaba. Aun así, estaba convencida de que lo mejor era no trabajar, y estaba decidida a no trabajar más.

Luego llegó mi hija, mi perspectiva cambió.

Por qué cambió? Pedí unos meses sin goce de sueldo para quedarme en casa más tiempo.  He descubierto que, opuesto a lo que yo creía, no le dedico el 100% de mis días a mis hijos, obviamente les dedico más tiempo que si estuviera trabajando,  pero es irreal decir que paso todo el día jugando con ellos.  O tal vez soy una mamá egoísta y por esto mismo me parece imposible (lo cual no creo). Alguien tiene que pagar las cuentas, ir al super, alguien tiene que manejar la casa… Eso se vuelve parte de tu trabajo, y es necesario tomarlo en cuenta.

A veces la culpa que nos genera trabajar, nos hace idealizar la vida de las mamás que se quedan en casa, pero también nos hace compartir muchísimo más con nuestros hijos, aunque no sea todo el día.

Así que ahora estoy clara de que yo QUIERO trabajar, NECESITO trabajar y SOY UNA MEJOR MAMÁ si trabajo.  Sí, me he gozado a mis hijos como nunca, pero trabajar es algo que me llena a mí como persona, a mí como mujer.   Por qué?

1. Hay personas que necesitamos trabajar y estamos decidiendo trabajar: siempre ponemos de excusa el dinero, nuestro estilo de vida, etc, pero no para todas es una realidad.  Muchas nos escondemos atrás de esa “excusa” para justificar que QUEREMOS trabajar.  Como mencionaba, en mi caso, lo necesito, yo lo sé, mi esposo lo sabe, hasta la nana de mis hijos lo sabe, porque de lo contrario, me frustro, me siento inútil (ojo, no es que lo sea, pero es lo que YO siento).   Aunque quedarme en la casa es agotador físicamente, necesito algo que me agote mentalmente también.  Necesito ese balance.   Tienes que entender cómo eres tú y qué es suficiente para ti, si necesitas mucho más de lo que estar en casa te puede ofrecer (aunque sea el trabajo mas lindo y mas difícil del mundo, bla, bla, bla), te diría que no dejes de trabajar, pero busca algo que te ayude a que las dos cosas puedan convivir.  Pero es cuestión de conocerte a ti misma.

2. Cada una sabe qué horarios le funcionan: define qué horario es tu ideal, para mí el balance no se puede encontrar trabajando 8 hrs diarias o al menos en un horario de 8 a 5… Para mi el horario ideal es de medio tiempo o cualquiera que me permita pasar mas de 2 hrs en la tarde con mis hijos, que me permita salir de la oficina cuando todavía es de día, para poder al menos hacer los pagos a tiempo! Si en tu trabajo el horario es ideal, tienes suerte, muchas quisiéramos eso, si no es asi, podemos buscarlo o al menos pedir más flexibilidad para estar en casa, existen opciones, es lo que tenemos que tener claro.

3. Si encuentras tu pasión, enfócate en eso:  tenemos que estar claros en que la mayoría trabajamos por el dinero, y aunque nos gusten los retos de nuestro trabajo, la gente y lo que hacemos, no siempre es nuestra pasión.  Si tu trabajo es tu pasión y no quieres dejarla, no lo hagas.  Adapta tus horas, haz lo que necesites hacer, pero sigue tu corazón.

4. No pasa nada si tu hijo va a la guardería unas horas: no es que vas a dejarlo a vivir en la guardería, tu hijo va a desarrollarse, va a aprender, y no se va a sentir abandonado. Nadie puede juzgarte por eso, hasta las mamás que se quedan en casa meten a sus hijos a la guardería eventualmente.   Debes encontrar el modelo con el que mas cómoda te sientas, no escuches esas voces.

5. Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, necesita entender que esta es una decisión personal: que se preocupen por sus asuntos.  esa cantaleta de “la mejor persona para cuidar a tus hijos eres tú”, “para qué tienes hijos si los vas a dejar en tu casa con una nana” no va dirigida a las mamás que trabajan. Hay muchas mamás que no trabajan que dejan a sus hijos con nana todo el día! Y muchas mamás que trabajan hacen un millón de sacrificios más en su día y le dedican más tiempo de calidad a los hijos.  No hay un estereotipo definido de quién es buena o mala mamá, si esa buena mamá trabaja o no trabaja, no lo sabemos. Sí, probablemente la mejor persona para cuidar a tus hijos eres tú, pero un tú feliz, no un tú apurado que lo que quiere es que sus hijos se entretengan 5 minutos para poder sentarse a leer o a hacer algo para ella.  Y para ser feliz necesitas buscar ese balance, nadie te puede castigar por buscarlo, no hay derecho en juzgarte por no pasar dias completos con tus hijos…. No eres una mártir! Solo con el hecho de ser mamá, vas a ser menos egoísta que el mundo entero, vas a tener un sentido de entrega mayor, no se vale juzgarte por querer trabajar!

Por último mucha mucha suerte! Para mí es admirable todas mis amigas que son mamás y trabajan, pero también admiro mucho a mis amigas que se quedan con sus hijos…. Cada quien con lo suyo.  Todas tienen cualidades como mamás que yo admiro.   Quiero con todo mi corazón quedarme en mi casa con mi hijos, pero necesito el trabajo para ser feliz.  No tiene nada que ver con ellos, pero todo que ver conmigo.  Así que iré buscando el balance, haciendo sacrificios como acomodar mis horas, sentarme a jugar en vez de ir al salón, dormir menos horas, etc… Realmente no son sacrificios, son decisiones, mis decisiones de cómo me sentiré una mejor mamá.

No hay respuesta correcta o incorrecta, la respuesta está en ti, en ti como mamá y en ti como mujer, en ti como persona.

To work or not to work, that is the question. A question that recently has a boom.  I read more and more posts about it every day.  In all the moms discussions the stay-at-home moms say “stay at home”, and the working moms say “work”. 

I honestly don´t believe in all those studies of “children of working moms tend to be more successful”. I’m sure there will be a new study for the stay-at-home moms, supporting that you need to be home with  your children.  Constantly there are “studies” supporting everything related to parenthood, and we are all there, reading, debating if we should or shouldn’t believe.  As parents we are full of doubts, we are the perfect victims of all the theories that support our decisions.  

With my first kid I went back to work when he was 5 months old, and I was not ready, leaving him every day was killing me.  Literally.  But, at the end of the day, I was happy because I had intellectual challenges, and I had some quality time with him.  I liked the combination.  Still, I was convinced that the best thing to do was not to work.  I made the decision of not working anymore. 

And then came my girl, she gave me a new perspective.  

Why? I asked for a few more months after my maternity leave with no salary, so I could spend more time with them.  I’ve discovered that, contrary to what I used to believe, I don’t spend my whole day giving them quality time.  Obviously it is more time than before, when I was working, but it is not real to say that I’m 100% there, playing with them.  Or maybe I’m a selfish mom that finds it impossible (I don’t think so!).  Someone has to pay the bills, go to the supermarket, someone has to run the house.  That, becomes part of your job, you need to consider it.  

Sometimes the guilt of working, makes us idealize the life of a stay-at-home mom, and pushes us to share so much more quality time with our kids, even if it is not the whole day.   So, now I have more clarity of what I want, I WANT to work, I NEED to work, and I’M A BETTER MOM if I work.  Yes, I’ve had a blast with my kids, but working is something that completes me as a person, me as a woman.  Why?

1. There are some of us that need to work and we decide to work: our excuse is always the money, our lifestyle, etc.  But that’s not a reality for every woman that works, a lot of us hide behind that “excuse” to justify that we WANT to work.  Like I said, personally, I need it, my husband knows it, I know it, and even my kids nanny knows it, because if I don’t do it, I get frustrated, I feel useless (not that I am useless, but that’s what I feel).  Even if staying at home is physically exhausting, I need something that makes my mind exhausted too.  I need the balance.    You need to understand how you are, and what’s enough for you, if you need much more that what being at home could offer you (even if it is the most amazing job of the world bla, bla, bla), I would tell you not to quit working, but find something that fits with both things. You need to get to know yourself.  

2. Each of us knows what schedule works better: define your ideal schedule.  For me, I don’t think I can find balance by working 8 hours a day, or at least from 8-5pm.  For me, ideal schedule is part time, or anything that allows me to spend more than 2 hours with my kids, that allows me to leave the office while the sun is up, to at least pay the bills on time!  If your work has the ideal schedule, you’re so lucky, there are a lot of us that wish for it.  We can try to find it, or at least ask for some flexible work arrangements, there are options, we need to let that clear.

3. If you’ve found your passion, focus on it:  let’s face it, most of us work because of the money.  And even though we like the challenges that we have in our jobs, the people and what we do, it is not necessarily our passion.  If your job is your passion and you don’t want to stop doing it, don’t let go.  Do what you have to do to make it work, but follow your heart. 

4. It’s OK if your children go to a daycare for a few hours: it’s not like he’s gonna live there, right? Your son will develop new skills, will learn and will not feel abandoned.  No one can judge you for it, even stay-at-home moms have their kids in daycares eventually.  You need to find the model that works best for you.  Shuuuuuuushh those voices. 

5. Everyone, absolutely everyone needs to understand it is a personal decision: they need to mind their own business.  Stop it with the “you’re the best person to take care of your kids”, “why do you have kids for, if you’re gonna leave them with a nanny”, since it doesn’t apply for working moms only.  There are many stay-at-home moms that leave their kids with the nanny.  And a lot of working moms that do sacrifices every day and have more quality time with their kids.  There’s not a definition of the perfect mom, who is good or who is bad, if the working mom or the stay-at-home, we just don’t know.  Yes, probably the best person to take care of your kids is you, but, a happy you, not someone that wants their kids to find something to do so that she can do something for her.   If you need that balance to be happy, no one can judge you for it or punish you for not spending every single day with your kids… You are no martyr! Just with the fact that you are a mom, you are less selfish than everyone else, you will give everything you have, no one can talk about you for wanting to work! 

At last, but not least, good luck! I admire all my working moms friends, but I also admire my friends that stay-at-home with their kids.  To each they’re own.  All of them have qualities as moms I admire them for.  I wish I could stay at home with my kids, but I need to work to be happy.  It has nothing to do with them, it has everything to do with me.   So, I will live trying to find that balance, making sacrifices every day like changing my schedule, playing with them instead of going to the salon, sleep less, etc… actually, those are not sacrifices, those are decisions, my decisions on how I will feel like a better mom.  

There are not right or wrong answers, the answer is within you, as a mom and as a woman, as a person.

Celebrando cumpleaños con bajo presupuesto

Cumpleanos Nico fam

Cumpleanos nico deco10

Cumpleanos Nico deco1

Cumpleanos Nico deco8

(Post in English below)

Me encanta celebrar los cumpleaños, me encantan los cumpleaños! Pero, este año celebrarlos no era la prioridad.  Estar en casa con mis hijos sí.  Así que decidí hacer algo pequeño en la casa, y lo más importante, hacer casi todo yo.

Yo empiezo a planear los cumpleaños entre 4-6 meses antes.  Sí, parece exagerado, pero hay dos razones, primero, diluyo los gastos, y segundo, gasto menos porque hago más cosas yo (al menos decoración, invitaciones, etc).

El tema de este año fue un safari, así que tenía una jungla en la casa. Busqué en internet ideas y fui buscando poco a poco cosas cada vez que salía y quedé abajo del presupuesto.  Así que les comparto algunos tips para las que quieran hacer un cumpleaños sencillo y con bajo presupuesto (no es nada científico, son cosas intuitivas, pero te pueden ayudar).

1.  Define el lugar con anticipación: coticé en muchos lugares y la verdad es caro, tan sólo el lugar, sin la comida, se pasaba de mi presupuesto, así que las opciones eran o el área social o mi casa.  Comparé costos de ambos y obviamente ganó mi casa.  Súper buena opción, pero el número de invitados se reduce de inmediato.  Si lo haces con tiempo no tienes prisa de reservar un lugar, puedes cotizar mobiliario con varios proveedores, etc… puedes ver qué opción es mejor.

2.  Reduce la lista de invitados: por ser en mi casa, tenían que ser pocos niños.  Quiero muchísimo a varias amigas, pero el cumpleaños era de mi hijo, así que invite a los niños de la misma edad o similares, niños que iban a jugar con él.  Sí, dejé gente que quiero muchísimo fuera, pero mi casa no tiene capacidad para tanto.  Hice el filtro por edades mas que por cariño.

3.  Empieza a comprar cosas varios meses/semanas antes: la única forma de diluir los costos es hacerlo así.  Yo compré los dulces para la piñata (pastillas) casi 1 mes antes y los congelé, compré algunas cosas de comer, y cada vez que iba al súper compraba algo.  Una cosa esta vez, otra cosa esta vez.

4.  Deja que tu hijo decida las actividades: los niños tienen que hacer algo no?  En Pinterest hay varias actividades, yo usé un saltarín porque mi hijo lo ama.  Deja que los gustos de tu hijo decidan y haz que se acomode a tu presupuesto.  A veces somos un poco idealistas y queremos tener actividades para todas las edades, lo cual es perfecto si la fiesta es grande, si es pequeña, recuerda que es la fiesta de tu hijo, es quien debe gozar.

5.  Haz lista de prioridades: qué es mas importante para ti, la piñata o el pastel (dulce/torta), la comida o la marca de los dulces (pastillas), la sorpresa (canastita) o la decoración.  Determina en orden de prioridades qué puedes hacer tú y en qué estas dispuesta a invertir más.  Algunos ejemplos de cosas que puedes hacer tú y qué no:

a) El pastel y los cupcakes: son lo mas fácil, puedes comprar masa de caja y agregarle chispas o chocolates.  Adicional, puedes rellenarlos de chocolate, dulce de leche o nutella.  Créeme, nadie va a salir de la fiesta diciendo que se notaba que el pastel era de caja, la gente va para que sus hijos pasen un buen rato y te acompañen a celebrar.  Yo amo los pasteles lindos y los pasteles ricos, pero si no es tu prioridad, intenta hacerlo tu misma.  Creo que mi pastel quedó lindo, hice dos tortas por separado (una de chocolate y la otra de vainilla con chispas de chocolate), lo rellené y cubrí de chocolate. Luego la decoración que es super sencilla.

Cumpleanos nico pastel

Cumpleanos Nico deco2

b) Piñata, dulces/pastillas y sorpresas/canastitas: imposible para mí fabricar la piñata, o los dulces, así que eso se lo dejamos a los expertos.  Respecto a las sorpresas/canastitas, es más factible que puedas hacerlo tú.  Yo hice las bolsas para las sorpresas con tela de manta, y con un marcador de tela les escribí al frente.

Cumpleanos Nico Sorpresas

Cumpleanos Nico Pinata

c) Invitaciones: puede usar etsy.com, o hacerlas tú.  El año pasado compré en Etsy el diseño, y luego las imprimí, pero me salió más caro que mandarlas a hacer.  Esta vez me inspiré en el tema que elegí y fui haciéndolas poco a poco, sin mentir, las tenía listas 3 meses antes.

DSC_0003

DSC_0009 - Versión 2

d) Comida/Bebidas: es aquí donde debes pensar bien qué quieres hacer… si vas a hacer tú la comida o si vas a pedirla.  Yo la hice porque me salía mucho más barato y tenía quien me ayudara, pero a veces por tiempo es más sencillo comprarla.   Y de bebidas? En mi casa no tomamos sodas, así que té frío fue la solución.

Cumpleanos Nico deco9

e) Decoración: me encanta decorar.  No me gusta mucho pagar por esto, es bastante caro, y con hacerlo con tiempo creo puede quedar lindo sin necesidad de pagar.  Puedes incluso empezar a comprar o tener guardados ciertos elementos que sin haber decidido el tema: cubetas de metal pequeñas, papel lindo, letras, bases para el pastel, etc.  Yo utilicé muchas cosas de la piñata del año pasado.  Busca ideas en Pinterest y ve trabajando en esto poco a poco.

Cumpleanos Nico deco5

Cumpleanos Nico deco7

Cumpleanos Nico deco4

Este cumpleaños fue tal cual como lo quería, mi hijo se la pasó increíble, fue algo pequeño, super íntimo, me gustó la decoración y casi no gasté.  Así que sí se puede, la clave es empezar con tiempo.

I love birthday parties, I love birthdays! But, this year, celebrating birthdays was not a priority.  Being at home with my kids was.  So I decided to do something small at home, and the most important part, try to do everything myself (biggest DIY project I’ve worked on).  

I start planning 4-6 months in advance.  Yes, I know it seems too much but I have two reasons, first, I don’t have to spend everything at the same time, and second, I spend less because I’m able to do more things myself (decorations, invitations, etc).

This years theme was safari, so I had a jungle at home.  I found some ideas online and searched items every time I was running errands.  I did almost everything and ended up spending less than planned.  So here are some tips if you want to do something simple and low budget (not rocket science but it can help).

1.  Define the location in advance: most of the places I liked were above my budget (even without the food), so my options were or an event room or my house.  I compared both and obviously my house won. It’s a great option, but you’ll need to invite less people.  If you do it with time, you can compare several suppliers and end up with the best option.  

2.  Reduce your guest list: I had to reduce my list because I don’t have enough space at home to invite all the kids I wanted. I love my friends, but it was my son’s birthday, so I had to invite kids of the same age, kids that will play with him.  I left a lot of people behind but I physically couldn’t fit them… My filter was mainly driven by age rather than love. 

3.  Buy things in advance too: the only way not to pay for everything at the same time.  I bought the candies for the piñata almost a month before, stored them in the freezer, and I also bought some food.  Each time I went to the supermarket I bought something.  One thing here, one thing there.

4.  Let your kid decide on the activities: kids have to do something, right? I found several activities on Pinterest, but ended up renting a bouncer house only, my son loves that.  Let your kid decide and make it fit in your budget.  Sometimes we tend to try to have activities for every kid, which is perfect if it’s a big party, but if it’s small, remember the party is for your kid, and he’s the one that has to enjoy it the most.

5.  Do a priority list: what’s more important for you, the piñata, the cake, the food, the candies, the favors or the decoration.  Define in priority order what you can do and what are you willing to invest in.  Some examples of thins you can do by yourself and not: 

a) Cake and cupcakes: the easier part.  You can buy a ready to bake mix, and add some chocolate kisses or sprinkles.  Also, you can fill them with chocolate, nutella or dulce de leche. Trust me, no one will talk about the party with the cake that mom didn’t bake from scratch, people go to have a good time and celebrate with you.  I love beautiful cakes, and delicious cakes too, but again, it was not my priority.  I think it ended up looking cute, I baked two separate layers (one chocolate and one vanilla with chocolate sprinkles), filled it and covered it with chocolate, with a simple decor.

b) Piñata, candies and favors: I don’t know about you but for me it’s impossible to create a piñata or candies, I leave that to the experts.  But the favors, those I can DIY.  I did some fabric bags and wrote them with a fabric marker.  

c) Invitations: you can use etsy.com or do them yourself.  Last year I bought a design in Etsy and then printed them, but it ended up being more expensive than paying someone to do them.  So this time I got inspired on my theme and did them, I honestly had them ready 3 months before the party.

d) Food and drinks: you need to think this one throughly, if you will cater or bake.  I baked because it was cheaper and I had help, but sometimes if you don’t have the time it’s better to just pay for food.  Drinks? We don’t drink soda, so we had iced tea.

e) Decor: I love to decorate, especially parties. I don’t like paying for it, it is expensive, and I honestly think that if you do it with time,  you can do something pretty without paying.  You can even start buying and store some neutral elements like metal buckets, nice paper, letters, cake bases, etc.  I used so many things I bought for last year’s party.  Find ideas in Pinterest and work on it when you can.  

This birthday party was exactly as I wanted it, my son had so much fun, it was something small, intimate, I loved the decor and I did not spend as much.  It is possible people, it is possible, the key is to do things in advance.  

15 minutos para ti

IMG_3803

(Post in english below)

El mito:  Las mamas somos las personas mas sacrificadas del mundo, debemos renunciar a todo y dedicarnos solamente a ser mamas, es como si nuestra definicion ahora fuera “la mama de…”.  Hay muchas personas que creen esto, y por lo mismo las mamas nos sentimos mal por tomarnos un cafe cuando nuestros hijos estan despiertos, por ir al baño y cerrar la puerta con llave, por dejar a nuestros bebes llorar un minuto en la cuna mientras nos damos una ducha, por comer a la hora que es, o hasta por dormir comodas, y no digamos trabajar por eleccion y no por necesidad.  Trabajar es lo mas polemico de todo, nadie entiende para que tener hijos si no vas a pasar cada minuto del dia con ellos.

La realidad: Las mamas no somos ningunas victimas.  Si, probablemente ser mama es algo que nos define porque es lo mas grandioso que nos ha sucedido, pero, eso no significa que debas renunciar a todo, eso no significa que debas sentirte mal de tener unos minutos al dia para ti.

En nuestra mente, la mama perfecta no tiene tiempo para ella, la mama perfecta se despidio por completo de su ser y se dedica cada minuto de su vida a sus hijos, la mama perfecta le da la comida que ella tanto añoraba a su hijo, la mama perfecta le compra cosas a su hijo y no a ella, la mama perfecta no sabe que son sus proyectos, su tiempo es de ellos.  La mama perfecta esta siempre feliz, no se queja, la mama perfecta no sabe lo que son los desvelos, ella aprovecha el tiempo con sus hijos a la hora que sea, la mama perfecta tiene hijos perfectos, que siempre lucen impecables y duermen toda la noche sin necesidad de enseñarles a dormir, la mama perfecta en definitiva no soy yo.  La “mama perfecta” es producto del miedo a ser criticada, no es real! Toda aquella que clama que su vida con hijos es perfecta, es porque no lo es.  Con niños, la imperfeccion es lo normal.

Culturalmente creemos que sin sacrificios no se es mama, y criticamos a toda aquella que toma las salidas que etiquetamos como “faciles”, tener una enfermera por ejemplo, o todo aquello que nos ayuda a simplificar esta mal visto, porque, qué haces si no estás con tus hijos? Qué es más importante que eso? Cuidarte a ti y a tu esposo. Eso es mas importante.  Si tu no estás bien, tus hijos no estarán bien, si tu relación no está bien, puede afectar también a tus hijos.

Dejemos ya de contar las horas que estuvimos con nuestros hijos por miedo a que sean muy pocas, dejemos de compararnos con esas “mamas perfectas”, dejemos ya de pensar que la vida te va a castigar por haber hechado llave en la puerta del baño esta mañana porque por primera vez en meses querias ir sola.  Deberias de sentir culpa por eso?  Yo cada vez siento menos. Ser mama no significa que dejas de ser un individuo con necesidades propias, no significa que seas egoista cuando te dedicas ese tiempo.  Es normal que quieras hacerlo, es cuestión de supervivencia.    

La idea:  Dedicarnos al menos 15 minutos al dia para hacer algo por nosotras, algo “egoista” y declararlos 15 minutos para mama (orgullosamente).  Asi sean 15 minutos, 15 horas, 15 dias, necesitamos inspirarnos entre nosotras! Subamos nuestras fotos con el hashtag  #15minutesformommy, y ayudemos entre nosotras para dejar de sentirnos culpables o egoístas, aceptemos que ser mamas tambien significa que nos merecemos ese tiempo.  Bueno, y si lo vemos asi, la verdad es que nos merecemos mucho mucho pero mucho más.   

The Mith:  Moms are the most sacrificed creatures on the planet, we need to give up everything and just be moms.  What describes us is to be “The mommy of…”.  There are many people who believe it, and that’s the reason why we feel like we are bad moms when we have a cup of coffe while our kids are awake, when we go to the bathroom and lock the door, when we leave our kids crying on their cribs for a minute while we run to take a shower, when we eat lunch at lunch time instead of 4 hours later, when we sleep comfortable, and let’s not get started with working because we want to instead of because we have to.  Being a working mom is too polemic, no one understands why having kids if you won’t spend every.second.with.them.

Reality: We moms are not victims.  Yes, probably being a mom is something that defines us, because it is the greatest thing that will ever happen to us, but, it doesn’t mean that you need to give up every single thing, it does’t mean that you need to feel bad because you have a few minutes a day for you.

In our minds, the perfect mom doesn’t have time for her, the perfect mom is not herself anymore and dedicates every minute of her life to her kids, the perfect mom shares her favorite food with her kids, the perfect mom buys things for her kids instead of her, the perfect mom doesn’t know what her projects are, her time is theirs.  The perfect mom is always happy, she doesn’t complain, the perfect mom doesn’t know what being sleep deprived means, she cherishes every minute with her kids even if it is at 3 AM, the perfect mom has perfect kids that always look good and sleep all night without her teaching them how to do so, and I’m definitely not the perfect mom.  The “perfect mom” is actually a product of the fear of being criticized, it is not real! Every person that claims to have a perfect life with kids, definitely doesn’t have a perfect life, because with kids, imperfection is normal.  

We tend to believe that without sacrifices you’re not a mom, and we criticize everyone that takes what we call an “easy way out”, like having a nurse for example, or anything that helps us simplify, is not good, because what do you do if you’re not with your kids? What’s more important than that? Taking care of yourself or your husband is.  If you’re not ok, your kids won’t be ok, and if your relationship is not ok, your kids may be affected as well. 

Let’s stop counting the hours we spend with our kids because we’re afraid of them being less than ideal, let’s stop comparing with those perfect moms that don’t exist, let’s stop thinking that life will punish you because you lock yourself in the bathroom today because you needed to be alone.  Should you feel guilty about it? Honestly, I feel less guilty every day.   Being a mom doesn’t mean that you stop being a person with needs, it doesn’t mean you are selfish when you take some time for yourself.  It is only normal that you want to do it, it’s a matter of survival.   

The idea:  Let’s dedicate at least 15 minutes every day to do something for ourselves, something selfish, and declare it 15 minutos for mommy, and let’s do it proudly!   Whether is 15 minutes, 15 hours, 15 days, we need inspiration! So upad your pictures with the hashtag #15minutesformommy, and let’s help each other to stop feeling guilty or selfish, and accept that we deserve that time.  Actually, when  you think about it, we deserve soooooo much more than just a few minutes. 

 

Bebes: Ese caos maravilloso

Hay días en que cruzo la puerta de mi casa literalmente agotada, drenada de toda energía. Estas ultimas semanas en el trabajo me hacen sentir que no doy mas… Cruzo la puerta y veo esto… Y no se porque pero me llena de energía otra vez, me hace darme cuenta de lo maravilloso que es tener un hijo y lo lindo que hace ese caos mi vida (obviamente me parece así porque no fue un carrito que me hizo resbalarme). Diganme si no es lo máximo, llegar a tu casa y ver esas huellas invisibles de esta maravillosa personita que va dejando marcado cada rincón!
Que huellitas te hacen a ti sonreir despues de un dia agotador por tener?

20150121-071816.jpg

20150121-071858.jpg

20150121-071935.jpg

There are days when I enter my house literally drained from all energy. The last few weeks of work have made me feel like I can’t take it any longer… And when I go into my house and see this, I don’t know why I just get all fueled up again. That’s when I realiza that having a kid is amazing, and how wonderful your life becomes when you’re surrounded by chaos (obviously it seems that way because it wasn’t a car that made me trip over). Tell me it’s not the best to be home and have these invisible fingerprints that a wonderful little person leaves at every corner (shoes, toys everywhere, his highchair here, his stroller there)!
What fingerprints make you smile when you get home after a long day?