Mamás: trabajar o no trabajar?

Working Mom Post

(Post in English below)

Trabajar o no trabajar, esa es la pregunta. Una pregunta que está de moda también.

Cada vez leo más posts hablando de ser mamás trabajadoras, impactos, etc.  En cualquier foro de discusión, las mamás que trabajan dicen “trabajar”, las mamás que se quedan en casa dicen “no trabajar”.

Honestamente, yo no creo en esos estudios que dicen que los niños serán más exitosos si sus mamás son trabajadoras.  Estoy segura que dentro de poco saldrá un estudio de los que se quedan en casa con uno de los padres, son mejores para algo, que los de papás trabajadores.  Constantemente hay “estudios” respaldando todo lo que tiene que ver con paternidad, y todos nosotros estamos allí, leyendo, debatiendo si creer o no. Como papás, dudamos demasiado de nuestras decisiones, y somos las víctimas perfectas de todas estas teorías que soportan lo que elegimos hacer.

Con mi primer hijo regrese de maternidad cuando él tenía 5 meses, y no estaba lista, dejarlo todos los días era lo peor.  No puedo decir q no terminaba feliz de haber tenido retos intelectuales y haber pasado tiempo de calidad con él también, esa combinación me gustaba. Aun así, estaba convencida de que lo mejor era no trabajar, y estaba decidida a no trabajar más.

Luego llegó mi hija, mi perspectiva cambió.

Por qué cambió? Pedí unos meses sin goce de sueldo para quedarme en casa más tiempo.  He descubierto que, opuesto a lo que yo creía, no le dedico el 100% de mis días a mis hijos, obviamente les dedico más tiempo que si estuviera trabajando,  pero es irreal decir que paso todo el día jugando con ellos.  O tal vez soy una mamá egoísta y por esto mismo me parece imposible (lo cual no creo). Alguien tiene que pagar las cuentas, ir al super, alguien tiene que manejar la casa… Eso se vuelve parte de tu trabajo, y es necesario tomarlo en cuenta.

A veces la culpa que nos genera trabajar, nos hace idealizar la vida de las mamás que se quedan en casa, pero también nos hace compartir muchísimo más con nuestros hijos, aunque no sea todo el día.

Así que ahora estoy clara de que yo QUIERO trabajar, NECESITO trabajar y SOY UNA MEJOR MAMÁ si trabajo.  Sí, me he gozado a mis hijos como nunca, pero trabajar es algo que me llena a mí como persona, a mí como mujer.   Por qué?

1. Hay personas que necesitamos trabajar y estamos decidiendo trabajar: siempre ponemos de excusa el dinero, nuestro estilo de vida, etc, pero no para todas es una realidad.  Muchas nos escondemos atrás de esa “excusa” para justificar que QUEREMOS trabajar.  Como mencionaba, en mi caso, lo necesito, yo lo sé, mi esposo lo sabe, hasta la nana de mis hijos lo sabe, porque de lo contrario, me frustro, me siento inútil (ojo, no es que lo sea, pero es lo que YO siento).   Aunque quedarme en la casa es agotador físicamente, necesito algo que me agote mentalmente también.  Necesito ese balance.   Tienes que entender cómo eres tú y qué es suficiente para ti, si necesitas mucho más de lo que estar en casa te puede ofrecer (aunque sea el trabajo mas lindo y mas difícil del mundo, bla, bla, bla), te diría que no dejes de trabajar, pero busca algo que te ayude a que las dos cosas puedan convivir.  Pero es cuestión de conocerte a ti misma.

2. Cada una sabe qué horarios le funcionan: define qué horario es tu ideal, para mí el balance no se puede encontrar trabajando 8 hrs diarias o al menos en un horario de 8 a 5… Para mi el horario ideal es de medio tiempo o cualquiera que me permita pasar mas de 2 hrs en la tarde con mis hijos, que me permita salir de la oficina cuando todavía es de día, para poder al menos hacer los pagos a tiempo! Si en tu trabajo el horario es ideal, tienes suerte, muchas quisiéramos eso, si no es asi, podemos buscarlo o al menos pedir más flexibilidad para estar en casa, existen opciones, es lo que tenemos que tener claro.

3. Si encuentras tu pasión, enfócate en eso:  tenemos que estar claros en que la mayoría trabajamos por el dinero, y aunque nos gusten los retos de nuestro trabajo, la gente y lo que hacemos, no siempre es nuestra pasión.  Si tu trabajo es tu pasión y no quieres dejarla, no lo hagas.  Adapta tus horas, haz lo que necesites hacer, pero sigue tu corazón.

4. No pasa nada si tu hijo va a la guardería unas horas: no es que vas a dejarlo a vivir en la guardería, tu hijo va a desarrollarse, va a aprender, y no se va a sentir abandonado. Nadie puede juzgarte por eso, hasta las mamás que se quedan en casa meten a sus hijos a la guardería eventualmente.   Debes encontrar el modelo con el que mas cómoda te sientas, no escuches esas voces.

5. Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, necesita entender que esta es una decisión personal: que se preocupen por sus asuntos.  esa cantaleta de “la mejor persona para cuidar a tus hijos eres tú”, “para qué tienes hijos si los vas a dejar en tu casa con una nana” no va dirigida a las mamás que trabajan. Hay muchas mamás que no trabajan que dejan a sus hijos con nana todo el día! Y muchas mamás que trabajan hacen un millón de sacrificios más en su día y le dedican más tiempo de calidad a los hijos.  No hay un estereotipo definido de quién es buena o mala mamá, si esa buena mamá trabaja o no trabaja, no lo sabemos. Sí, probablemente la mejor persona para cuidar a tus hijos eres tú, pero un tú feliz, no un tú apurado que lo que quiere es que sus hijos se entretengan 5 minutos para poder sentarse a leer o a hacer algo para ella.  Y para ser feliz necesitas buscar ese balance, nadie te puede castigar por buscarlo, no hay derecho en juzgarte por no pasar dias completos con tus hijos…. No eres una mártir! Solo con el hecho de ser mamá, vas a ser menos egoísta que el mundo entero, vas a tener un sentido de entrega mayor, no se vale juzgarte por querer trabajar!

Por último mucha mucha suerte! Para mí es admirable todas mis amigas que son mamás y trabajan, pero también admiro mucho a mis amigas que se quedan con sus hijos…. Cada quien con lo suyo.  Todas tienen cualidades como mamás que yo admiro.   Quiero con todo mi corazón quedarme en mi casa con mi hijos, pero necesito el trabajo para ser feliz.  No tiene nada que ver con ellos, pero todo que ver conmigo.  Así que iré buscando el balance, haciendo sacrificios como acomodar mis horas, sentarme a jugar en vez de ir al salón, dormir menos horas, etc… Realmente no son sacrificios, son decisiones, mis decisiones de cómo me sentiré una mejor mamá.

No hay respuesta correcta o incorrecta, la respuesta está en ti, en ti como mamá y en ti como mujer, en ti como persona.

To work or not to work, that is the question. A question that recently has a boom.  I read more and more posts about it every day.  In all the moms discussions the stay-at-home moms say “stay at home”, and the working moms say “work”. 

I honestly don´t believe in all those studies of “children of working moms tend to be more successful”. I’m sure there will be a new study for the stay-at-home moms, supporting that you need to be home with  your children.  Constantly there are “studies” supporting everything related to parenthood, and we are all there, reading, debating if we should or shouldn’t believe.  As parents we are full of doubts, we are the perfect victims of all the theories that support our decisions.  

With my first kid I went back to work when he was 5 months old, and I was not ready, leaving him every day was killing me.  Literally.  But, at the end of the day, I was happy because I had intellectual challenges, and I had some quality time with him.  I liked the combination.  Still, I was convinced that the best thing to do was not to work.  I made the decision of not working anymore. 

And then came my girl, she gave me a new perspective.  

Why? I asked for a few more months after my maternity leave with no salary, so I could spend more time with them.  I’ve discovered that, contrary to what I used to believe, I don’t spend my whole day giving them quality time.  Obviously it is more time than before, when I was working, but it is not real to say that I’m 100% there, playing with them.  Or maybe I’m a selfish mom that finds it impossible (I don’t think so!).  Someone has to pay the bills, go to the supermarket, someone has to run the house.  That, becomes part of your job, you need to consider it.  

Sometimes the guilt of working, makes us idealize the life of a stay-at-home mom, and pushes us to share so much more quality time with our kids, even if it is not the whole day.   So, now I have more clarity of what I want, I WANT to work, I NEED to work, and I’M A BETTER MOM if I work.  Yes, I’ve had a blast with my kids, but working is something that completes me as a person, me as a woman.  Why?

1. There are some of us that need to work and we decide to work: our excuse is always the money, our lifestyle, etc.  But that’s not a reality for every woman that works, a lot of us hide behind that “excuse” to justify that we WANT to work.  Like I said, personally, I need it, my husband knows it, I know it, and even my kids nanny knows it, because if I don’t do it, I get frustrated, I feel useless (not that I am useless, but that’s what I feel).  Even if staying at home is physically exhausting, I need something that makes my mind exhausted too.  I need the balance.    You need to understand how you are, and what’s enough for you, if you need much more that what being at home could offer you (even if it is the most amazing job of the world bla, bla, bla), I would tell you not to quit working, but find something that fits with both things. You need to get to know yourself.  

2. Each of us knows what schedule works better: define your ideal schedule.  For me, I don’t think I can find balance by working 8 hours a day, or at least from 8-5pm.  For me, ideal schedule is part time, or anything that allows me to spend more than 2 hours with my kids, that allows me to leave the office while the sun is up, to at least pay the bills on time!  If your work has the ideal schedule, you’re so lucky, there are a lot of us that wish for it.  We can try to find it, or at least ask for some flexible work arrangements, there are options, we need to let that clear.

3. If you’ve found your passion, focus on it:  let’s face it, most of us work because of the money.  And even though we like the challenges that we have in our jobs, the people and what we do, it is not necessarily our passion.  If your job is your passion and you don’t want to stop doing it, don’t let go.  Do what you have to do to make it work, but follow your heart. 

4. It’s OK if your children go to a daycare for a few hours: it’s not like he’s gonna live there, right? Your son will develop new skills, will learn and will not feel abandoned.  No one can judge you for it, even stay-at-home moms have their kids in daycares eventually.  You need to find the model that works best for you.  Shuuuuuuushh those voices. 

5. Everyone, absolutely everyone needs to understand it is a personal decision: they need to mind their own business.  Stop it with the “you’re the best person to take care of your kids”, “why do you have kids for, if you’re gonna leave them with a nanny”, since it doesn’t apply for working moms only.  There are many stay-at-home moms that leave their kids with the nanny.  And a lot of working moms that do sacrifices every day and have more quality time with their kids.  There’s not a definition of the perfect mom, who is good or who is bad, if the working mom or the stay-at-home, we just don’t know.  Yes, probably the best person to take care of your kids is you, but, a happy you, not someone that wants their kids to find something to do so that she can do something for her.   If you need that balance to be happy, no one can judge you for it or punish you for not spending every single day with your kids… You are no martyr! Just with the fact that you are a mom, you are less selfish than everyone else, you will give everything you have, no one can talk about you for wanting to work! 

At last, but not least, good luck! I admire all my working moms friends, but I also admire my friends that stay-at-home with their kids.  To each they’re own.  All of them have qualities as moms I admire them for.  I wish I could stay at home with my kids, but I need to work to be happy.  It has nothing to do with them, it has everything to do with me.   So, I will live trying to find that balance, making sacrifices every day like changing my schedule, playing with them instead of going to the salon, sleep less, etc… actually, those are not sacrifices, those are decisions, my decisions on how I will feel like a better mom.  

There are not right or wrong answers, the answer is within you, as a mom and as a woman, as a person.